Goya

Cinco «superalimentos» que no pueden faltar en tu dieta

Dicen que la mejor prevención ante las enfermedades es mantener una buena alimentación. En Goya nos lo tomamos muy en serio, por eso te animamos a añadir «superalimentos» a tu dieta. ¿Aún no has escuchado hablar de ellos?

Son alimentos exóticos de tipo vegetal y, hasta hace unos años, la mayoría del público no los conocía o estaba poco familiarizado con ellos. Sin tener nada de científica, su denominación ya nos dice mucho acerca de ellos, de sus bondades y de las consecuencias de consumirlos. ¿Te animas a comprobarlo? Los hay para todos los gustos y objetivos, así que ¡ya no hay excusas! Hagamos un repaso por cinco imprescindibles:

La quinua, el hierro vegano

Es todavía es más completa que los cereales, ya que aporta componentes que éstos no tienen. De hecho, la quinua es posiblemente uno de los alimentos más completos que existen.

Rica en proteínas, vitaminas, hierro, fósforo y calcio —y muy pobre en grasas—, casi podría formar por sí sola una dieta al completo. Este superalimento ayuda a controlar los niveles de colesterol, contribuye a la pérdida de peso y regula el tránsito intestinal.

Con él puedes preparar platos tan apetitosos como esta ensalada de quinua, aguacate e hinojo, este arroz integral con champiñones y salchichas o incluso ¡una hamburguesa vegana!

La chía, versátil y nutritiva

Las semillas de chía te aportarán, entre otras cosas, ácidos grasos omega 3, antioxidantes, calcio, fibra y proteínas. Ayudan a bajar de peso, mantener una buena hidratación y atenuar algunos dolores articulares. Por eso, este superalimento —otro de los más completos de nuestra lista— es ideal para deportistas.

Fáciles de integrar en la dieta habitual, las semillas de chía pueden utilizarse para prácticamente cualquier plato. En Goya te invitamos a probarlas en forma de mermelada, limonada y, por qué no, ¡un rico pudín!

Amaranto, ideal para deportistas y estudiantes

El amaranto es cardiosaludable y ayuda a regular los niveles de colesterol y de glucosa en sangre. Por eso se convierte en el superalimento ideal para aquellas personas que realizan esfuerzos físicos y mentales, como los deportistas o los estudiantes.

Tiene poder antiinflamatorio y gracias a su alto contenido en minerales como magnesio, calcio y fósforo mantiene sanos y fuertes músculos y huesos, previniendo también la osteoporosis. Por si esto fuera poco, el amaranto es antioxidante, mantiene la piel más joven y flexible, y se convierte en un gran aliado a la hora de combatir alergias.

Lo puedes incorporar a tu dieta de múltiples formas: como semillas, como brotes tiernos germinados, como licuado vegetal de amaranto, como muesli, pan, copos de amaranto, caldo de semillas… ¡Tú eliges! Si estás escaso de ideas, puedes empezar por esta receta de falafel de garbanzos y amaranto.

Espelta, ¡te hará muy feliz!

Este tipo de trigo acabará por cautivarte por su sabor, por sus componentes, por su versatilidad culinaria y, sobre todo, por los beneficios que puede aportar a tu dieta si lo consumes con cierta frecuencia. Y es que la espelta contiene una gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, sobre todo Omega 3 y Omega 6 —lo que se traduce en una inyección extra de energía para tu organismo—.

Su alto contenido en fibra la hace ideal para aquellos individuos que padecen de estreñimiento. Además, ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con el corazón, algunos tipos de cáncer como el de mama y la diabetes de tipo 2. 

Y, lo mejor de todo: sus altas cantidades de triptófano —conocido como el aminoácido de la felicidad— hacen que tu cuerpo segregue serotonina, una hormona que reducirá tu estrés y te ayudará a conciliar el sueño más fácilmente. ¡Haz la prueba!

La estevia, aliada de tus defensas

En el mundo occidental, la estevia es conocida por su condición de edulcorante, como sustituto del azúcar para los diabéticos y para aquellas personas que quieren adelgazar. No obstante, la medicina tradicional china la considera uno de los alimentos más completos. Por eso, no puede faltar en el tratamiento de dolencias como el cáncer, la hipertensión, el colesterol alto o las alergias. Y es que… ¡la estevia se encarga de reforzar tu sistema inmunológico!

Además, su consumo habitual te proporcionará vitaminas A, B y E y otros componentes muy necesarios: fósforo, calcio, magnesio o hierro. ¿Alguien da más?

Como todo en la vida, estos alimentos no son la panacea. Llevar una alimentación variada y saludable y realizar ejercicio de forma habitual son —y serán siempre— los mejores remedios para tener una salud de hierro. Pero en Goya te animamos a ir un paso más allá e incorporar a tus platos algunos de estos superalimentos. ¡Los resultados te sorprenderán! Y, si no sabes por dónde empezar, ¡te recomendamos echar un ojo a nuestras recetas!

Cinco «superalimentos» que no pueden faltar en tu dieta
Valora Este Post
  • Inglés
  • Español

Síguenos

Súmate a nuestra familia GOYA en las RRSS

¡Siempre nos ilusiona compartir nuestros momentos contigo!