15.02.2021

Aprende a hacer la arepa perfecta con Goya

Las arepas son una receta tradicional típica principalmente de Venezuela y Colombia. Todos estamos de acuerdo en que es una elaboración que no implica mucha complejidad, pero justo en este tipo de recetas es donde se marca la diferencia entre quien sabe prepararlas mejor y quienes les queda un plato sin gracia. Por eso desde Goya nos hemos propuesto hacer este post, para que no te quede duda y tengas todos los trucos a tu alcance para preparar la arepa perfecta.

Antes de empezar, vamos a repasar un par de conceptos básicos. 

El origen de la arepa

Aunque esta receta ya está más que extendida por toda Europa y prácticamente toda persona a quien le preguntes ya habrá probado su sabor, su origen está registrado en la América precolombina. Las comunidades venezolanas y colombianas tienen una cruzada en la que unos y otros reivindican el origen de este plato. Nosotros hemos ido hasta el fondo de la cuestión y los historiadores han admitido no ser capaces de determinar en qué país se cocinó una arepa por primera vez

Las cifras y estudios aseguran que el origen debió de ser prácticamente simultáneo, aunque a día de hoy las recetas varían según el país: en Venezuela, es especialmente típico abrir la arepa por la mitad y rellenarla como una especie de empanadilla. Sin embargo, en otros puntos de Latinoamérica, la tradición es colocar encima el relleno. Sea cual sea el sitio real de origen, desde Goya preferimos agradeceros por igual la creación de un manjar que casi 2000 años más tarde sigue dándonos alegrías culinarias. 

¿Qué beneficios aportan las arepas? 

Sabéis que siempre tenemos en mente que cuidar de nuestro organismo es clave para vivir una vida plena y llena de salud. Por eso hacemos un rápido repaso a los principales beneficios que nos aportan las arepas: 

  • ¡Están libres de gluten! Así que esta elaboración es perfecta para personas celíacas o con intolerancia a esta proteína. Ojo, debes revisar a conciencia la harina de maíz que vayas a emplear. Si vas a seguir nuestra receta, hecha con base de Masarepa Goya, entonces sí te aseguramos que es perfectamente apta para personas que presenten esta alergia.
  • Son fuente de energía y fibra. Por su contenido en vitamina B y carbohidratos, son perfectas para actuar como ‘combustible’ antes de hacer ejercicio. Además, sientan muy bien al intestino favoreciendo el tránsito.
  • Libres de conservantes. De nuevo es importante que cuentes con una buena materia prima para prepararlas, pero su preparación es tan simple que lo convierten en una receta pura. El sabor principal tendrás que añadirlo tú con el relleno que decidas emplear. En este punto del post, te recomendamos que vayas dándole vueltas a esa idea antes de que empieces a salivar… Y si no tienes ninguna, te dejamos por aquí una idea que te va a encantar

¿Has apuntado todos los beneficios que nos aportan las arepas? Ya tienes argumentos de sobra para liar a tu amiga o pareja para poneros manos a la obra con el cocinado. ¡Seguimos! 

Razones por las que usar nuestra Masarepa Goya 

En recetas como esta, donde las elaboraciones tienen tan solo tres ingredientes, es muy importante elegir una buena materia prima. En este caso, nosotros os recomendamos hacer uso de nuestra Masarepa Goya (tanto la blanca, como la amarilla) por varias razones.  

Antes de nada, debes saber que para preparar arepas puedes utilizar indistintamente la Masarepa blanca y la Masarepa amarilla. El resultado en textura no variará en absoluto. La única diferencia es que la amarilla tiene un sabor mucho más marcado a maíz, por lo que es la que recomendamos para esta elaboración. Pero como todo en esta vida, ¡es cuestión de gustos! 

Nosotros podemos asegurar que nuestra harina de maíz es 100% libre de gluten, por lo que todos pueden disfrutar de esta elaboración sin ningún tipo de problema. Además, ahora observamos una tendencia que hace que la harina de maíz se emplee como sustituto del pan porque, en comparación, es baja en calorías. Por supuesto, si ya te has decidido por nuestro producto y ya estás hasta arriba de arepas, debes saber que está especialmente recomendada también para preparar empanadas y tamales. Te dejamos en este post mucha más información sobre sus propiedades y beneficios. 

¡Ha llegado el momento de meter las manos en la masa! 

Trucos para preparar la arepa perfecta

Vamos a hacer un pequeño repaso de los ingredientes que necesitaremos: 

  • 2 tazas de Masarepa amarilla Goya
  • 2 tazas de agua
  • Una pizca de sal 

Debemos tener claro que si en esta tarea hay un reto es conseguir la textura perfecta al mezclar los ingredientes. En este caso, las proporciones son esenciales. Nuestro consejo es dejar los vasos medidores a un lado y optar por esas ‘alternativas de madre’, que al final son las que nunca fallan: utiliza 2 tazas de masarepa y emplea esa misma medida para introducir el agua. 

¡Ojo! El orden sí altera el resultado. En primer lugar, introduce en un bol la masarepa, luego la sal y por último el agua. A partir de aquí, debes armarte de paciencia y amasar insistentemente hasta que te quede una textura homogénea que sea fácilmente moldeable. 

Una vez hayamos conseguido la textura deseada, dejaremos reposar un poco la masa, por unas dos horas. Cuando ya hayas vuelto, pon unas gotas de aceite de oliva en tus manos. Este truco va a facilitar enormemente el momento de dar forma y bolear las arepas. Utiliza el tamaño de la palma de tu mano para calcular lo grande que debes hacer la bola. Cuando aplastes ligeramente la arepa, esta deberá ocupar toda tu palma creando así el tamaño ideal. 

Si observas que la masa se agrieta ligeramente, significa que le falta todavía un poco de amasado. Pero no te preocupes. Continúa boleando hasta que dichas grietas desaparezcan. 

A partir de aquí, tenemos dos opciones: ¡hacerlas fritas o a la plancha! Como sabemos que los gustos son variados, contemplaremos ambas para que elijas la que más te convenza: 

Si decides freír las arepas:

Coloca aceite de forma generosa en una sartén y llévalo a una temperatura alta. Es importante no calentar al máximo el aceite para hacer la fritura porque se nos quemaría rápido la arepa y el resultado sería un panecillo demasiado seco. El aceite es importante que esté caliente, pero sin pasarnos. Cuando esté dorada, estará lista para sacar. 

Recomendación: déjala reposar sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. 

Si decides hacerlas a la plancha: 

Calienta una sartén a fuego medio con una pizca de aceite y a partir de aquí, dependerá de tus preferencias. Voltea la arepa y ve vigilando hasta que adquiera el tono que deseas. Es importante que se haga por dentro, por lo que no debes poner el fuego demasiado alto. 

Una vez esté dorada, estará lista para tomar.

Una vez tenemos la base de la arepa perfecta, ahora tan solo queda que decidas qué relleno quieres y dejar tu imaginación volar. Hay muchas recetas tradicionales como esta receta de crocante de arepa del chef Mario Vallés o más rompedora como esta arepa con peperoni y queso pero si algo te permiten las arepas es innovar.

En este vídeo, una de nuestras chefs de cabecera Imalay Rincón nos deja varias sugerencias. Y además, podréis seguir todos los consejos que habéis leído en este post paso a paso en vídeo. 

Esperamos que os haya gustado. ¡No dudéis en compartir vuestra experiencia y mencionarnos a @GoyaEuropa en redes sociales! 

¡Hasta la próxima!