Goya

Dieta ideal para personas alérgicas

Ya estamos a las puertas de una inminente primavera que, un año más, arrastra con ella a una buena parte de la población que sufre alergia. Las estadísticas más recientes desvelan que entre un 10% y un 15% de los españoles padece de síntomas relacionados. La causa principal es la abundante presencia del polen en el aire, que, junto con el aumento de las temperaturas y las lluvias copiosas, crean un cóctel desagradable para los que no lo toleran. 

La mayoría de las personas sensibles a estas condiciones, tienen la alergia reconocida y ‘controlada’ bajo un tratamiento recetado por un profesional. Todo alérgico debe saber que, paralelamente a los tratamientos médicos, existen varios alimentos que fortalecen las defensas y ayudan a que el cuerpo esté prevenido ante la llegada de los síntomas. Así que pongamos de nuestra parte para procurar consumirlos y estar listos para su llegada, ¡sigue leyendo!   

Qué alimentos combaten la alergia

Si consumimos alimentos que refuercen el sistema inmunológico, ayudamos por un lado a reducir los efectos de las personas que ya padecen algún tipo de intolerancia y por otro disminuye las probabilidades de desarrollar una alergia a aquellas que no sufren de ninguna.

Las manzanas tienen un compuesto que además de echarle una mano a nuestras defensas, hacen un efecto en nuestro cuerpo similar al que haría un antibiótico, protegiéndolo de adversidades. Por supuesto también tiene muchas vitaminas y antioxidantes que la convierten en un aliado de lo más completo para combatir enfermedades como el constipado común.

  • Cómo incluirlo en tu dieta: puedes habituar tus costumbres a tomarlo como almuerzo a media mañana en crudo o incluirlo en ensaladas, por ejemplo. Aunque en formato postre dulce se debe tomar con menos asiduidad, también podemos preparar un pastel de manzanas para alguna ocasión especial. 

Aunque es un alimento un poco peor recibido socialmente por su fuerte olor, el ajo también tiene propiedades que tratan de forma natural la inflamación. 

  • Cómo incluirlo en tu dieta: Para evitar una posible indigestión al consumirlo crudo, lo mejor es añadirlo en guisos y sofritos. Ya sea como base en un aperitivo como pueden ser unas gulas o simplemente una sopa de ajo castellana. 

El caso a continuación es uno muy extendido: las naranjas y mandarinas, que son los cítricos que contienen mayor cantidad de vitamina C. Cuántas veces habremos escuchado ‘¡Tómate el zumo que se le van las vitaminas!’. Si bien muchas fuentes caracterizan esa frase de leyenda, el hecho de que sea una fruta beneficiosa para el sistema inmunológico no lo es en absoluto. 

  • Cómo incluirlo en tu dieta: Quizás esta sea una de las opciones más sencillas a la hora de incorporarlo en nuestro día a día. Ya bien sea un gran vaso de zumo de naranja en el desayuno o como postre después de las comidas. Como consejo, recordaros que la temporada de naranjas comienza en el mes de noviembre y termina justo hacia la entrada del verano. Durante esa época su precio se disminuye notablemente y suelen ser más sabrosas.

Hay otro grupo de alimentos beneficioso que ayuda a fortalecer las defensas y a reducir incluso los efectos del asma, y son los ricos en ácido fólico. Dentro de este grupo encontramos los vegetales de hoja verde como las espinacas y la escarola

  • Cómo incluirlo en tu dieta: La escarola es una hoja que tiene un notable punto amargo. Si lo juntamos con los brotes habituales con los que solemos aderezar nuestras ensaladas, el sabor se compensa y no resulta tan fuerte. Menos aún si lo aliñamos con toques dulces (como una vinagreta de mostaza y miel por ejemplo en lugar del habitual aceite y vinagre). Las espinacas en cambio son más maleables y sencillas de incluir en diferentes tipos de preparaciones: pueden ir en crudo en una ensalada pero también quedan muy bien rehogadas en platos calientes como una quiche de quinua, por ejemplo.  

Por último, no debemos olvidar toda la familia de frutos rojos, que tienen también propiedades antiinflamatorias como los arándanos, moras  y frambuesas.

  • Cómo incluirlo en tu dieta: son perfectos para meter en un pequeño envase y comer entre horas. De ese modo evitamos también andar picoteando otros snacks mucho menos saludables. También tienen una aplicación menos conocida que es en una salsa de arándanos por ejemplo. Te puede servir para incluir como guarnición en carnes blancas y darle un toque dulce a tus platos. 

En fin, en la vida hay muchas circunstancias no muy agradables que son inevitables y la alergia siendo sinceros es una de esas cosas. Pero si está en nuestra mano hacer algo que disminuya la sintomatía o incluso prevenga a los suertudos que no la padecen, ¡tendremos que poner todo de nuestra parte!

Dieta ideal para personas alérgicas
Valora Este Post
  • Inglés
  • Español

Síguenos

Súmate a nuestra familia GOYA en las RRSS

¡Siempre nos ilusiona compartir nuestros momentos contigo!